COLORES DE PRIMAVERA: EL NÍSPERO

Teñir con índigo, con granza, con alazor, con hierba pastel o con cochinilla, es teñir sobre seguro.

Son buenos tintes naturales conocidos desde antiguo, de uso perpetuado a través de tradiciones, libros, manuales, recetas, tutoriales de youtube y cursos variados.

Se suelen usar en los cursos de teñido de lana porque no hay riesgo de fracaso con ellos; pero no dejan resquicio ni a la novedad, ni a la aventura.

Al llegar la primavera nuestros campos, parques, jardines, calles y fruterías, se llenan de plantas, flores y frutos que merecen consideración y experimentación tintorera.

Hoy traemos un ejemplo de fruto tintóreo inédito: el níspero.

Nísperos
Nísperos

El níspero es el fruto de un árbol de la familia de las rosáceas: Eriobotrya japonica (Thunb.)Lindl.

Es pariente muy cercano de manzanas, peras y membrillos. A pesar de su apellido japonica, procede de China.

Tiene muchas y probadas virtudes culinarias y medicinales a las que hoy añadimos una más: la piel y el carozo del fruto tiñen la lana de un bonito color anaranjado.

NÍSPERO. definitivo

La muestra que aparece en la imagen es una madejita de lana xisqueta de un cabo, mordentada con alumbre y con crémor y cocida durante varias horas con pieles y carozos de nísperos, usando una solución de bicarbonato sódico como entonador.

¡La imaginación tintorera al poder!